Mi trabajo

¿Por qué y que escribo?

Yo me inicié en el mundo laboral a los 14 años. Mi vocación no era precisamente escribir, pero es la forma más fácil que encontré ya en mi edad madura de dar a conocer mis ideas, de cómo solucionar temas sociales que despertaron en mí interés y preocupación.

Soy autoeditora, autodidacta. Escribo principalmente sobre otras formas de organizarnos socialmente.

En 2009 edité el primer libro “El viaje de Gonkal – Utopía sobre un mundo sin dinero”  ¿Qué me motivo a escribirlo? Por aquel entonces vivíamos y trabajaba en Barcelona, en una de las zonas más concurridas de la ciudad y presenciaba diariamente una cosa que me acongojaba mucho, las huidas suicidas entre los coches que circulaban de esos chicos emigrantes que no tienen documentación para trabajar, (los top mantas)  cuando veían que se acercaba algún policía.

Ellos, no hacen nada malo, solo quieren sobrevivir y ayudar a sus familias, pero los comerciantes también viven de las ventas que con ellas pagan alquileres, impuestos, sueldos… es muy complicado de solucionar este problema. Me gusta organizar mentalmente y comencé a buscar posibles soluciones hasta encontrar la única que daría resultado.

El problema es el dinero. Pero claro, en un mundo que no utilizaran dinero, trueques, ni nada parecido, tendrían que organizarse muy bien y comencé a planificar una novela sobre un mundo más evolucionado que el nuestro donde nadie pasaba hambre, todos tenían trabajo, sin guerras… El libro es una utopía, pero podríamos aplicar ya en nuestra sociedad algunos ejemplos de él.

Continúe escribiendo relatos cortos para todas las edades (estos aún inéditos) donde abundan ideas y ejemplos. También suelo elegir personajes que trabajan valores como la solidaridad, empatía, amor, compasión…

En 2012 a causa del empeoramiento de la economía de nuestro país y los dramas que viven las personas que no encuentran trabajo, me impulsó a desarrollar un proyecto para que las familias sin ingresos o insuficientes puedan con su propio esfuerzo conseguir algo más  aparte de lo que reciben de ayudas sociales, ONGs, comedores…

Para divulgarlo escribí un pequeño libro con la idea y lo publiqué, “Alternativas para situaciones dramáticas”.

En 2014 he publicado otro con la idea más desarrollada Alternativas para situaciones dramáticas (Desarrollo del proyecto). También me atreví con un guión. Pienso que verlo en pantalla sería la forma más fácil de apreciar que este u otros proyectos similares son factibles, necesarios y urgentes y que sin ningún coste económico para las administraciones solucionaría muchos dramas humanos.  Encontraréis varias páginas del libro   AQUÍ

En 2016 en que predominan las nuevas tecnologías y que se ha dejado un poco de lado el arte de la lectura he editado unos cuentos didácticos y motivadores. Los narran unos, “especiales personajes” con ellos los niños, se divertirán, aprenderán y dejaran volar su imaginación.