Plataforma de ideas

Plataforma de ideas 

En los momentos más difíciles y duros es cuando trabaja más nuestra imaginación, si no la guiamos toma a veces caminos equivocados. Fabricamos sin parar pensamientos negativos, nos deprimimos, no vemos la salida y hasta somos capaces de enfermarnos. Nuestros pensamientos siempre están ocupados, pero debemos darles otra clase de ocupación; no podemos dejar de pensar pero podemos elegir lo que pensamos.

En lugar de utilizar ese campo que tiene tanto poder, “nuestros pensamientos”, imaginando cosas feas, tristes, desoladoras…, podríamos utilizarlo para desarrollar ideas interesantes, esas que al elaborarlas se tiene en cuenta el bien de todas las partes involucradas.

Os propongo lo siguiente:
Seguro que somos muchos los que tenemos una visión diferente, acertada algunos, otros no tanto de lo que tendría que ser la organización social. Debe ser así porque pasamos mucho tiempo criticando  y protestando y con razón muchas veces, a los culpables de esta crisis; a los gobiernos ineptos, banqueros usureros y despiadados, sindicatos y patronales siempre enfrontados que su máxima es, mirar su bien y el de los suyos solamente. Si vemos que están equivocados  es porque lo comparamos con alguna idea mejor que tenemos.

Sería más beneficioso que en lugar de criticar, protestar y afligirnos  dedicar ese tiempo a desarrollar, organizar mentalmente un proyecto y porque no, mostrar como lo haríamos nosotros si pudiésemos cambiarlo. Teniendo en cuenta que nuestra idea tiene que favorecer a todas las personas. Así aparte de beneficiarnos nosotros, los que tienen el poder de llevarlas a cabo, esos a los que criticamos, las podrían consultar cuando les falta esa conexión de donde sacamos todo lo bueno, solo lo bueno que llevamos todas las personas dentro de nosotros, nuestra intuición.

Meditemos sobre ello y  tomemos nota si nuestra intuición quiere hablarnos. Igual entre muchas ideas que pueden parecer insignificantes o disparatadas esta la semilla para que otros creen nuevos modelos sobre cómo repartirnos el trabajo, o los alimentos para que nadie se muera de hambre, o como organizarnos sin que necesitemos los bancos actuales…
Seamos realistas, crear puestos de trabajo para todos es imposible. Cada día somos más personas y usamos más tecnologías que suplen a las personas, así que los esfuerzos hay que dirigirlos en cómo organizarnos para repartirnos lo que hay.
España somos campeones en algo que no debería existir. En los años de más expansión económica ya casi teníamos 2.000.000 parados, pues ahora con lo que nos ha venido encima no es de extrañar la cantidad que tenemos ¿Por qué había personas cobrando el desempleo durante los años de bonanza? nos preguntamos muchos de nosotros. Los responsables están muy verdes en esto de repartir el trabajo.

Sería estupendo que todos los habitantes del planeta nos organizáramos como en mi libro El Viaje de Gonkal, Utopía sobre un mundo sin dinero. Aunque de momento no sea posible, porque antes tenemos que evolucionar y mejorar mucho como personas para organizarnos sin dinero, no estaría de más tenerlo en cuenta, como mínimo nos ayudaría a vislumbrar el camino adecuado y a dar prioridad a lo que es bueno y útil para todos.

Algo tenemos que hacer porque la situación actual está a punto de explotar. Las grandes diferencias sociales en el mundo, que no deberían existir, pueden acabar con todo y con todos, incluidos los poderosos que podrían solucionarlo y no lo hacen.

¿Cómo se organizaban en ese mundo más evolucionado de mi libro? os lo resumo brevemente por si le sirve a alguien de plataforma para crear nuevas ideas que nos sirvieran   ¡¡Ya!!

 Allí solo pueden ser gobernantes las personas más sabias de su mundo y viven como cualquier otro ciudadano. No hay naciones, países, autonomías ni el resto de instituciones que conocemos. Un solo gobierno para todo su mundo.

Las leyes son las mismas para todos, la más importante es que nadie puede desobedecer a sus superiores. Una persona superior allí es la que desarrollo sus cualidades internas positivas, también la que tiene más conocimientos. A este tipo de superiores es muy fácil respetarles y obedecerles.
Las puedes reconocer fácilmente porque allí todas las personas se identifican de una forma visible mediante una placa donde refleja su cargo y su nivel evolutivo.

Los sectores prioritarios para ellos son: la educación, la investigación y la alimentación. Trabajan en menos sectores que nosotros ya que allí no necesitan: ni recaudar impuestos, ni policía, ni hospitales, ni ejercito, ni bancos porque ellos no utilizan dinero, no hay delincuentes y la medicina es preventiva.

El trabajo para ellos es placentero igual que el ocio y alternan los estudios con prácticas en todos los sectores, así trabajan luego en lo que les gusta más y para lo cual están más capacitados.
Las personas con cargos superiores son las que han  trabajado en más sectores, también como peones. Así, aparte de tener los conocimientos de los estudios son unos jefes que comprenden a sus subordinados y están preparados para todos los problemas que puedan surgir en el proceso del trabajo.

La educación en las escuelas es incomparable con lo que conocemos. Solo pueden ser  educadores los que han desarrollado todas las cualidades internas positivas, los que están más autorrealizados. El educador enseña  lo que es, más  que lo que sabe. El resultado; niños equilibrados, felices, que siempre vivirán en armonía con ellos mismos y con toda la sociedad.

El acceso a los alimentos, educación, vivienda, enseres… es para todos igual. Y como no podía ser de otra manera en una organización así, hay unos controles para que todos hagan su trabajo y  consuman lo que necesitan sin despilfarrar.

Yo me trasladaría sin pensarlo a vivir en ese mundo, pero de momento es imaginario. Si trabajamos unidos para mejorar este, estará más cercano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.